divendres, 6 de juliol de 2007

Quinta Apolonia 2005, a medio camino entre Dijon y Valladolid

Quinta Apolonia 2005, Belondrade&Lurton
En la Seca, dentro de la provincia de Valladolid, fue donde finalmente el (entonces) matrimonio francés formado por Didier Belondrade y por Brigitte Lurton decidieron echar raíces y elaborar, bajo la firma de Belondrade & Lurton, uno de los verdejos que ha alcanzado mayor prestigio pese a su corta historia.
Ambos proceden de familias con tradición vinícola en Francia y como no queda del todo claro que uno sea de dónde nace o de dónde se hace, los vinos que salen de Belondrade&Lurton (ahora sólo es Didier quien tira de las riendas) son verdejos 100% elaborados a la usanza borgoñesa de Chablis. Esto se fundamenta básicamente en la obtención de unos vinos blancos con cuerpo y volumen, que han fermentado en barrica y que pueden alcanzar una gran longevidad (entre 7 y 10 años), pero en los que se ha substituido la chardonnay por la variedad principal de la D.O. Rueda.
La influencia francesa también se hace presente en el gallo del emblema de la casa que también se encuentra, en diferentes formatos, en las etiquetas de cada uno de los vinos que elaboran; Belondrade & Lurton (D.O. Rueda) y Quinta Apolonia (Vino de la Tierra de Castilla y León) ambos monovarietales de verdejo y el clarete de tempranillo Quinta Clarisa (VTCyL). Los dos últimos llevan los nombres de las dos hijas del matrimonio.

El Quinta Apolonia 2005, el vino al que dedicamos este post, es fruto del "assemblage" de dos vinos diferentes; el 70% procede de uvas de viñedos jóvenes que han fermentado en acero inoxidable y el resto procede del vino que ha fermentado en las barricas del B&L, pero que no ha llegado el nivel de calidad exigido al primer vino de la casa.

Nota de cata


Contraetiqueta de la botella de vino Quinta Apolonia 2005Fase visual
De color amarillo pálido, en la copa se mueve con elegancia y sin prisas para poder presumir de sus 13%Vol. Sin embargo, en la superficie flotan unas pequeñas burbujas que, a priori, no son para sentirse orgulloso (¿fallo? ya se verá en boca). También se aprecian pequeñísimas partículas flotando en el vino, signo inequívoco de su crianza sobre sus lías sin que haya sufrido clarificado.

Fase olfativa
En nariz se muestra muy varietal, con aromas a melocotón y albaricoque y algo de fruta tropical, con un fondo de madera y lácticos de la crianza.

Fase gustativa
Lo más destacable es, sin duda, su paso por boca; untuoso, aterciopelado y de una acidez remarcable. En el primer trago, el carbónico que hemos avistado al principio se hace notar en la lengua, pero se desace rápidamente aportando algo de frescor. En definitiva, un vino blanco capaz de llenar la boca, que además cuenta con un final largo y persistente.

Contraetiqueta
¿Qué es Quinta APOLONIA?
Es un vino 100% verdejo que tiene el mismo origen ampelográfico y geográfico que el BELONDRADE y LURTON. La vendimia, las selecciones tanto en viñedo como en bodega y los procesos de elaboración son semejantes a los seguidos por el “Premier Vin”. Procede de las viñas jóvenes y de las primeras selecciones del BELONDRADE y LURTON.
Concebido de manera diferente proporcionará un placer distinto. Esta es la definición de nuestro “Second Vin”.
Embotellado en la propiedad en abril 2006.

Precio: 11,90€

9 comentaris:

  1. No lo he probado en esta presenta campaña veraniega, pero confieso que es uno de los blancos de Rueda que me gusta de veras. Y su precio es muy interesante tanmbién. Es un vino joven pero que tiene un pequeño cuerpo de su hermano mayor, lo que le da alguna de las características que apuntáis.
    Me gusta,
    Joan

    ResponElimina
  2. Hola Joan,

    En casa siempre tenemos algún Rueda. Últimamente "despachamos" bastantes Basa, pero también José Pariente, clásicos como Palacio de Bornos y alguno más para ir probando cosas diferentes.
    Este Quinta Apolonia nos ha gustado especialmente por su cuerpo, nada reñido con la frecura y la acidez. Creo que para probar a su "hermano mayor" hay que estar más predispuesto, en cambio este es un vino que te llama y te predispone él a ti.

    Ya que dices que esta temporada aun no has tenido ocasión de probarlo, este miércoles en la Vinacoteca de la calles Valencia, hay una presentación de vinos de Rueda en la que también se podrá degustar este B&L.

    Saludos,
    Pilar.

    ResponElimina
  3. Gracias, Pilar, por el aviso, peroe ste miércoles tengo una cita con un posgrado en oportos. No podré ir a la Vinacoteca.
    Por cierto, hablando de buenos verdejos, si no lo habéis probado, buscad Oro de Castilla no fermentado en barrica. Es de mis preferidos también.
    Saludos!
    Joan

    ResponElimina
  4. Hola Joan,

    Oro de Castilla... no me suena haberlo probado. Tomo nota de la recomendación y muchas gracias. Ya te contaré si lo encuentro.

    Yo, por mi parte, me mantendré atenta a ver si nos cuentas algo del posgrado de oportos. Hace 6 años que estuvimos en Porto donde visitamos alguna "Cave" de Vilanova de Gaia. Esto fue en febrero y ahora me gustaría volover en época de vendimia y ver como bajar la cosecha por el Douro.
    Recomiendo a todos los que visiten Porto que se acerquen a O Solar do vinho do Porto.

    Saludos,
    Pilar.

    ResponElimina
  5. A ver qué nos prepara el amigo Quim Vila, seguro que será de impresión esa cata.
    Saludos,
    Joan

    ResponElimina
  6. Me has hecho venir ganas de beber uno de esos "digestivos" y dar un repaso a conceptos como ruby o tawny, la mezcla de añadas o los vintages... ah! sí, también había los let bottle...
    Ui, creo que hace tiempo que no pruebo un oporto. La última vez fue en el Goliard cuando lo pedí para la sobremesa y el camarero me trajo un oporto blanco!!!

    Una pregunta, a ver si alguien me sabe responder. Es cierto que los portugueses le llamaron "vinho verde" a los vinos del norte en la zona del Niño por que eran jóvenes en contraposición a las largas crianzas de los oportos? o es simplemente por que viene de uvas verdes que aun no han madurado?

    ResponElimina
  7. Hola, Pilar,
    existen también vinos blancos de Porto, ciertamente. Si bien el consejo básico para la confección de un vino de Porto era que su uva fuera tinta y que fuera bebible, existe una buena tradición (aunque denostada y poco conocida: otroe stigma para nuestros queridos vinos blancos!!!) de portos blancos, hechos a partir de las variedades malvasía dourada, malvasia fina, gouveio y rabigato. Puede parecer raro, pero existen y hay cosas bien golosas que, por ejemplo, para un aperitivo con crustáceos pueden casar a la perfeccción.
    Sobre el vinho verde: no se llama así porque vendimien uva verde (si así fuera, el producto sería imbebible), sino por el color del producto, sinónimo de vino joven (ya sabes, amarillo pajizo claro transido de verdor) y por la acidez en boca (tartárico alto) que recuerda a los frutos verdes, poco maduros.
    Saludos,
    Joan

    ResponElimina
  8. Hola Joan, como siempre, por el valor de tus argumentos, tus aportaciones son concluyentes.
    Hace tiempo que me rondaba por la cabeza el porqué de este nombre y, de nuevo, estos días en Galicia volvió a salir el tema. Pensé en preguntarlo en el foro de verema.com,pero como es de costumbre, estas cosas se me ocurren cuando estoy lejos de los ordenadores y se me olvidan cuando tengo uno en frente.

    Bien sabes Joan que yo no participo en esta especie de racismo "alvino" (entiéndase esta garrafal falta de ortografía como un juego de palabras). Mi intención no era la de infamar el vinho blanco de oprto sin más, pero, tal como tú dices, el blanco acompañaría mejor unos aperitivos que un postre. Bueno, gracias de nuevo por toda esta información referida a las variedades blancas de los oporto. No conocía tampoco lo del "consejo básico".

    Qué disfrutes esta tarde en el posgrado!!
    Pilar.

    ResponElimina
  9. Sí, sé perfectamente que amáis también los vinos blancos. Hoy, precisamente, acabo de saber que se empezará con un porto blanco de Niepoort!
    Espero aprender un montón pues, aunque tenga la teórica bastante clara, la práctica me falta mucho con los vinos de porto.
    Saludos!
    Joan

    ResponElimina