dimarts, 6 de març de 2007

Vinos Italianos IV, alrededores de la Via Nazionale

El sábado, después de recorrernos todo el Centro Storico de Roma, nos apetecía quedarnos a cenar cerca de nuestro hotel, el International Palace, pero sin renunciar al encanto de una auténtica pizzería romana.
Dio la casualidad que, según la guía de Lonely Planet que nos prestaron Montse e Ivan, a poco más de 100 metros se encontraba la que se considera la pizzería más antigua de la ciudad, la Antica Pizzeria Fretelli RICCI, más conocida como Est! Est!! Est!!! Según la misma guía, el local tiene gran aceptación entre estudiantes y trabajadores, pero los sábados por la noche debe convertirse en lugar de peregrinación de numerosos turistas (como nosotros), o por lo menos así nos lo pareció.
Como el comedor estaba lleno, nos dijeron que volviéramos en 20 minutos. Tiempo que aprovechamos para ir a tomar algo.

La BarriqueEl lugar escogido para tomarnos un par de copas fue La Barrique, una bodega que a parte de dedicarse a la venta de botellas (tienen una parte de la tienda exclusivamente dedicada a los champagnes), también sirven copas y algunos platos. Escogimos dos vinos blancos monovarietales, un Müller Thurgau y un Pinot grigio (Pinot gris).
Los dos vinos procedían del noreste de Italia, una zona típica de blancos según nos informó el camarero. El Müller Thurgau de la zona de Bolzano (norte de Italia cerca de la frontera con Austria) y el Pinot grigio de Trieste (más cercano a Eslovenia).

La cena finalmente fue, como teníamos previsto, en Da Ricci, como también se la conoce. Se puede considerar que fue un acierto; típicas pizzas alla napoletana y un precio más que razonable (¡27€ entre los dos!). Sin embargo, desde el punto de vista digestivo... demasiada pizza.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada